tarta de queso 6.0

diciembre 10, 2015 | Cheesecakes, Recetas dulces, tartas

Aliter Dulcia

tarta de queso 6.0

 

Sí, vuelven las cheesecakes. Iconos de aplausos. Vuelven por vuestra insistencia y mails mails y más mails pidiéndome alguna receta más.

Y también, por qué no, porque me encantan y, junto a las de chocolate, son mis tartas favoritas. Me estarán leyendo muchos de los viejos rockeros, pero si hay alguno nuevo por ahí (hola) debéis saber que nuestras tartas”.0″ son tartas horneadas, generalmente sin base de galleta empapuzante (puaj) y con ingredientes sencillos o no tanto pero intentando conseguir siempre, siempre, cheesecakes diferentes y exquisitas.

Nos habíamos quedado en la 5.0. Como cualquier estrella que se precie, me retiré en la cresta de la ola, pero también como cualquier estrella de serie B vuelvo pasado un tiempo prudencial, porque me reclaman mis fanS. Lo normal en estos casos.

Es mi loable intención agobiar al personal con tartas de queso, nuestros clientes las devoran y las hacemos varias veces todas las semanas. Lo complicado es fotografiarlas (la cansina de las fotos), me estreso, me agobio, me entran sudores fríos y se me agota la poca paciencia que Dios me ha dado. Prometo intentarlo.

Llega la Navidad, y no estoy cantando, el trabajo se multiplica por 388475765 a la enésima potencia y seguro, segurisísimo que tendré poco tiempo para pasar por aquí, por eso he querido empezar por esta tarta espectacular y súper vistosa, porque resulta ideal como colofón de una cena o una comida navideñas y porque es roja, y a mí lo rojo me gusta y lo encuentro muy de esta época junto a lo dorado. En plan urraca. Mucho brillo.

 

red cheesecake 036

 

Es trabajosita, no os voy a engañar. En Aliter Dulcia disponemos de varias manos trabajando a la vez, los hornos son ultra rápidos y ahorramos tiempos, pero hacerla en casa requiere planificación y paciencia. Voy a  anticiparme a las dudas, traumas y frustraciones,

All about de cheese. Os vale tipo Philadelphia, requesón, mascarpone. El que más os guste y mejores resultados os dé. No lo utilicéis light, la falta de cuerpo de un queso bajo en grasas no os permitirá conseguir la textura correcta.

Colorante para la red velvet. Disponéis en el mercado, fundamentalmente on line, de una variedad de marcas de colorantes rojos. Yo os recomiendo el Red Extra de Sugarflair. El bote es grande, se presenta en pasta, está muy concentrado y no os dejará retrogusto en el pastel, a no ser que utilicéis medio bote. Y eso no. Hay opciones al colorante, pero de eso hablaremos en otro post y en otro momento, por ahora, red red.

En mi horno sólo cabe una tarta de cada vez, ¿cómo lo hago?. Debéis comenzar por la tarta de queso, resulta ideal hornearla el día antes y dejarla reposar toda la noche en frío, de ese modo os aseguraréis la correcta consistencia de la parte central de nuestra tarta. Para el bizcocho red velvet, podéis hornear en un sólo molde y cortarla en dos discos al enfriar, o utilizar dos moldes desmontables. resultan ideales los Master Class de Kitchen Craft, y, sobre todos ellos, los de 20 centímetros de diámetro.

Macarons. Os preguntaréis, ¿cómo hago esos macarons pequeñitos tan monos con los que la has decorado? para ello os dejo el enlace con toda la información de nuestro curso on line, Los Macarons de Aliter Dulcia, pronto tendremos una nueva edición. Podéis consultar aqui.

 

red cheesecake 024

 

Esta tarta admite millones de posibilidades en la decoración, las flores naturales son la opción más adecuada si la reservamos para una celebración, pero por favor, daos un paseo por mi Instagram o una vueltecilla por Pinterest, no coloquéis rosas encima como si no hubiera un mañana, recordad que para comerla hay que quitarlas, y que no se trata de que la sepultemos en verde, no es nuestra suegra. Utilizad papel film para envolver los tallos de lo que quiera que uséis antes de clavarlos sobre la tarta, y pensad que menos SIEMPRE es más, un pequeño ramo en un lateral o pequeñas flores estratégicamente colocadas, resultarán ideales, un ramo de gardenias NO.

Sobre su conservación, recordad que es una tarta de queso aunque esté protegida por el bizcocho, y que la cubierta exterior es también crema de queso. Necesita frío o ser consumida en el mismo día. Cualquier tipo de fruta natural o decoración susceptible de derretirse o estropearse, manchará la cubierta impoluta y al día siguiente el aspecto no será tan bueno.

Para elaborarla, os voy a remitir a dos recetas de este vuestro blog con las que dispondréis de la tarta de queso horneada básica y la red velvet.

<red velvet cheesecake & cream cheese tamaño expositor de Aliter Dulcia>

– Para la tarta de queso, consultad la receta aquí. Muy importante: NO utilizar el Baileys y las manzanas y del resto, LA MITAD de la cantidad de todos los ingredientes. Repetimos, todos los ingredientes a la mitad menos el Baileys y las manzanas que NO utilizaremos.

– Para la red velvet  consultáis la receta aquí. Muy importante: Vamos a utilizar el DOBLE de ingredientes tanto para la MASA como para la COBERTURA de crema de queso. Repetimos, la receta en el enlace os remite a la receta de cupcakes red velvet, TODOS los ingredientes han de ser doblados, horneáis en tres moldes Master Class de Kitchen Craft de 20 cm. Sólo vais a utilizar dos de los bizcochos, el tercero se guarda como base de un flan, de una tarta cuajada o podéis hornearlo en forma de cupcakes. A vuestra elección. La crema de queso para la cobertura de los cupcakes se dobla en ingredientes y será la que utilizaremos para cubrir la tarta, os sobrará, así que podéis utilizar la manga sobre los cupcakes si esa ha sido vuestra opción. Si horneáis toda la masa en un sólo molde alto, tened en cuenta que el tiempo en el horno se ampliará, no la saquéis hasta que el centro esté completamente cocido.

– Para el montaje. Habréis hornado la tarta de queso, como yo hice, en un molde desmontable de pestaña, los nuestros miden un mínimo de 23 cm, así que, una vez fría la tarta, y ayudándome de la base de uno de los moldes de 20 cm, he cortado los bordes alrededor de la tarta para dejarla del mismo diámetro de los bizcochos red velvet. Lo podéis hacer fácilmente con la punta de un cuchillo sin sierra.

La tarta de queso va en el medio de los dos bizcochos, cubrimos con la crema de queso y decoramos al gusto.

 

red cheesecake 074

 

Aliter-signature

 

 

Receta 3 Comentarios Imprimir Receta

 

Sí, vuelven las cheesecakes. Iconos de aplausos. Vuelven por vuestra insistencia y mails mails y más mails pidiéndome alguna receta más.

Y también, por qué no, porque me encantan y, junto a las de chocolate, son mis tartas favoritas. Me estarán leyendo muchos de los viejos rockeros, pero si hay alguno nuevo por ahí (hola) debéis saber que nuestras tartas”.0″ son tartas horneadas, generalmente sin base de galleta empapuzante (puaj) y con ingredientes sencillos o no tanto pero intentando conseguir siempre, siempre, cheesecakes diferentes y exquisitas.

Nos habíamos quedado en la 5.0. Como cualquier estrella que se precie, me retiré en la cresta de la ola, pero también como cualquier estrella de serie B vuelvo pasado un tiempo prudencial, porque me reclaman mis fanS. Lo normal en estos casos.

Es mi loable intención agobiar al personal con tartas de queso, nuestros clientes las devoran y las hacemos varias veces todas las semanas. Lo complicado es fotografiarlas (la cansina de las fotos), me estreso, me agobio, me entran sudores fríos y se me agota la poca paciencia que Dios me ha dado. Prometo intentarlo.

Llega la Navidad, y no estoy cantando, el trabajo se multiplica por 388475765 a la enésima potencia y seguro, segurisísimo que tendré poco tiempo para pasar por aquí, por eso he querido empezar por esta tarta espectacular y súper vistosa, porque resulta ideal como colofón de una cena o una comida navideñas y porque es roja, y a mí lo rojo me gusta y lo encuentro muy de esta época junto a lo dorado. En plan urraca. Mucho brillo.

 

red cheesecake 036

 

Es trabajosita, no os voy a engañar. En Aliter Dulcia disponemos de varias manos trabajando a la vez, los hornos son ultra rápidos y ahorramos tiempos, pero hacerla en casa requiere planificación y paciencia. Voy a  anticiparme a las dudas, traumas y frustraciones,

All about de cheese. Os vale tipo Philadelphia, requesón, mascarpone. El que más os guste y mejores resultados os dé. No lo utilicéis light, la falta de cuerpo de un queso bajo en grasas no os permitirá conseguir la textura correcta.

Colorante para la red velvet. Disponéis en el mercado, fundamentalmente on line, de una variedad de marcas de colorantes rojos. Yo os recomiendo el Red Extra de Sugarflair. El bote es grande, se presenta en pasta, está muy concentrado y no os dejará retrogusto en el pastel, a no ser que utilicéis medio bote. Y eso no. Hay opciones al colorante, pero de eso hablaremos en otro post y en otro momento, por ahora, red red.

En mi horno sólo cabe una tarta de cada vez, ¿cómo lo hago?. Debéis comenzar por la tarta de queso, resulta ideal hornearla el día antes y dejarla reposar toda la noche en frío, de ese modo os aseguraréis la correcta consistencia de la parte central de nuestra tarta. Para el bizcocho red velvet, podéis hornear en un sólo molde y cortarla en dos discos al enfriar, o utilizar dos moldes desmontables. resultan ideales los Master Class de Kitchen Craft, y, sobre todos ellos, los de 20 centímetros de diámetro.

Macarons. Os preguntaréis, ¿cómo hago esos macarons pequeñitos tan monos con los que la has decorado? para ello os dejo el enlace con toda la información de nuestro curso on line, Los Macarons de Aliter Dulcia, pronto tendremos una nueva edición. Podéis consultar aqui.

 

red cheesecake 024

 

Esta tarta admite millones de posibilidades en la decoración, las flores naturales son la opción más adecuada si la reservamos para una celebración, pero por favor, daos un paseo por mi Instagram o una vueltecilla por Pinterest, no coloquéis rosas encima como si no hubiera un mañana, recordad que para comerla hay que quitarlas, y que no se trata de que la sepultemos en verde, no es nuestra suegra. Utilizad papel film para envolver los tallos de lo que quiera que uséis antes de clavarlos sobre la tarta, y pensad que menos SIEMPRE es más, un pequeño ramo en un lateral o pequeñas flores estratégicamente colocadas, resultarán ideales, un ramo de gardenias NO.

Sobre su conservación, recordad que es una tarta de queso aunque esté protegida por el bizcocho, y que la cubierta exterior es también crema de queso. Necesita frío o ser consumida en el mismo día. Cualquier tipo de fruta natural o decoración susceptible de derretirse o estropearse, manchará la cubierta impoluta y al día siguiente el aspecto no será tan bueno.

Para elaborarla, os voy a remitir a dos recetas de este vuestro blog con las que dispondréis de la tarta de queso horneada básica y la red velvet.

<red velvet cheesecake & cream cheese tamaño expositor de Aliter Dulcia>

– Para la tarta de queso, consultad la receta aquí. Muy importante: NO utilizar el Baileys y las manzanas y del resto, LA MITAD de la cantidad de todos los ingredientes. Repetimos, todos los ingredientes a la mitad menos el Baileys y las manzanas que NO utilizaremos.

– Para la red velvet  consultáis la receta aquí. Muy importante: Vamos a utilizar el DOBLE de ingredientes tanto para la MASA como para la COBERTURA de crema de queso. Repetimos, la receta en el enlace os remite a la receta de cupcakes red velvet, TODOS los ingredientes han de ser doblados, horneáis en tres moldes Master Class de Kitchen Craft de 20 cm. Sólo vais a utilizar dos de los bizcochos, el tercero se guarda como base de un flan, de una tarta cuajada o podéis hornearlo en forma de cupcakes. A vuestra elección. La crema de queso para la cobertura de los cupcakes se dobla en ingredientes y será la que utilizaremos para cubrir la tarta, os sobrará, así que podéis utilizar la manga sobre los cupcakes si esa ha sido vuestra opción. Si horneáis toda la masa en un sólo molde alto, tened en cuenta que el tiempo en el horno se ampliará, no la saquéis hasta que el centro esté completamente cocido.

– Para el montaje. Habréis hornado la tarta de queso, como yo hice, en un molde desmontable de pestaña, los nuestros miden un mínimo de 23 cm, así que, una vez fría la tarta, y ayudándome de la base de uno de los moldes de 20 cm, he cortado los bordes alrededor de la tarta para dejarla del mismo diámetro de los bizcochos red velvet. Lo podéis hacer fácilmente con la punta de un cuchillo sin sierra.

La tarta de queso va en el medio de los dos bizcochos, cubrimos con la crema de queso y decoramos al gusto.

 

red cheesecake 074

 

Aliter-signature

 

 

3 Comentarios a “tarta de queso 6.0”

  1. Madre mía chica,
    tus tartas de queso me tienen ENAMORADA pero ésta se lleva la palma, menuda pinta!!!

    Sweet Moments, diciembre 16, 2015, 11:25 am | Responder a este comentario
  2. Espectacular la quiero hacer ya!!!!

    Una pregunta, no hay opcion de quizas hacer la tarta en un molde 20 cm y hornear un mini cheesecake luego?? para no tener que cortarlo, como lo ves , es viable?

    samuel, diciembre 18, 2015, 6:24 pm | Responder a este comentario
  3. Me estoy apuntando todas tus tartas de queso y las iré haciendo pues soy muy fan…aunque no creo que me quede así de bonita. Pensaba hacer otra de las tuyas para fin de año pero después de ver esta creo que haré cambio. (alascincoenelboulevard)

    alascincoenelboulevard, diciembre 25, 2015, 6:42 pm | Responder a este comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[pinit]

Aliter Dulcia
San Bernardo, 20
Gijon
Tfn. 984394481


© 2017 Todos los derechos reservados. Aliter Dulcia Alojamiento por KS Internet Services